EL LADO OCULTO DEL PRESIDENTE MORA PDF

La excelente obra de Armando Vargas Araya que aqu se presenta, El lado oculto del Presidente Mora, constituye una revisin profunda y sustantiva del hecho ms relevante que registra la historia republicana de Costa Rica hasta el da de hoy. Su investigacin, sin embargo, nos brinda mucho ms que eso, ya que constituye un gran hito divisorio entre, de un lado, la desidia interesada, la mediatizacin calculada y la subestimacin deliberada de un pasado en que se nos maleduc, minimizando los alcances y la significacin de los acontecimientos; y, de otro, la nueva, urgente y justa revaloracin de esos hechos, inevitablemente apasionada, moralmente vibrante y lo mejor de todo histricamente comprobada, que debe marcar, a partir de esta investigacin, el nuevo enfoque y la moderna comprensin de esa gran gesta liberadora de y de la figura seera del Presidente Juan Rafael Mora. En una nacin campesina como la nuestra, modesta, inclinada hacia el trmino medio, adems de temerosa de todo posible exceso, quiz el uso tan definido y explcito de estos trminos radicales pueda parecer extremo. Pero estoy seguro de que no lo es, porque su radicalismo reside, a lo sumo, en el abordaje de los problemas desde su raz. Por ello esta obra demuestra, hasta la saciedad, que lo que hasta ahora se acall y mediatiz fue el enorme eco histrico de aquellas gloriosas batallas libradas por el Ejrcito Nacional costarricense, sostenidas no solo para liberar a Nicaragua del yugo esclavista del aventurero William Walker, sino para trazarle la lnea sur como bien dice el autor a las pretensiones expansivas del imperialista destino manifiesto de Estados Unidos, que ya haba cercenado Mxico y apoderdose de la California.

Author:Mikajora Kakora
Country:Dominica
Language:English (Spanish)
Genre:Automotive
Published (Last):26 November 2016
Pages:338
PDF File Size:18.41 Mb
ePub File Size:15.68 Mb
ISBN:794-5-81071-146-4
Downloads:47733
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Ker



La excelente obra de Armando Vargas Araya que aqu se presenta, El lado oculto del Presidente Mora, constituye una revisin profunda y sustantiva del hecho ms relevante que registra la historia republicana de Costa Rica hasta el da de hoy.

Su investigacin, sin embargo, nos brinda mucho ms que eso, ya que constituye un gran hito divisorio entre, de un lado, la desidia interesada, la mediatizacin calculada y la subestimacin deliberada de un pasado en que se nos maleduc, minimizando los alcances y la significacin de los acontecimientos; y, de otro, la nueva, urgente y justa revaloracin de esos hechos, inevitablemente apasionada, moralmente vibrante y lo mejor de todo histricamente comprobada, que debe marcar, a partir de esta investigacin, el nuevo enfoque y la moderna comprensin de esa gran gesta liberadora de y de la figura seera del Presidente Juan Rafael Mora.

En una nacin campesina como la nuestra, modesta, inclinada hacia el trmino medio, adems de temerosa de todo posible exceso, quiz el uso tan definido y explcito de estos trminos radicales pueda parecer extremo. Pero estoy seguro de que no lo es, porque su radicalismo reside, a lo sumo, en el abordaje de los problemas desde su raz. Por ello esta obra demuestra, hasta la saciedad, que lo que hasta ahora se acall y mediatiz fue el enorme eco histrico de aquellas gloriosas batallas libradas por el Ejrcito Nacional costarricense, sostenidas no solo para liberar a Nicaragua del yugo esclavista del aventurero William Walker, sino para trazarle la lnea sur como bien dice el autor a las pretensiones expansivas del imperialista destino manifiesto de Estados Unidos, que ya haba cercenado Mxico y apoderdose de la California.

Por razones que se adivinan bien calculadas, como analizar ms adelante, durante dcadas se subvalor y hasta aldeaniz la histrica y brillante conduccin poltica de la gesta antifilibustera del Presidente Mora, la cual, malvolamente, se redujo y opac hasta hoy, por medio de semiverdades y mentiras enteras. Pero ahora resulta que la verdadera dimensin histrico-poltica de aquellos combates fue tan grande, que don Armando, hurgando aqu y all y encontrando en todas partes documentacin y testimonios, ha logrado demostrar, prolijamente, que la gran obra de Mora no se limit a triunfar en las heroicas batallas de Santa Rosa, Rivas y el Trnsito, sino que constituye una hazaa que se proyecta mucho ms all del istmo y marc el destino y la ruta a la inmensa geografa hispanoamericana.

Tanto as, que fue a partir de este momento en que ese horizonte histrico-geogrfico recibi su nuevo nombre de Amrica Latina, que en su concepto y dimensin actuales inexistente hasta entonces, emerge incontenible al amparo de la gesta libertadora costarricense en Nicaragua, gracias a un bardo colombiano que, admirado con ella, lo consagr en un poema suyo, por cierto escrito en el digno marco de la Venecia que pintara il Canaletto, su paisajista por excelencia.

El nivel ms obvio e inmediato es el local y centroamericano. Pero la investigacin es tan amplia y profunda, que inevitable y naturalmente se asciende a un contexto mucho mayor, comenzando con los acontecimientos que, ya en ese momento, se precipitan al interior de Estados Unidos.

Son los instantes en que, como en la trama de una tragedia griega, se perfila la Guerra de Secesin y la lucha contra la esclavitud. Pero las conexiones no acaban all. Porque con una envidiable nocin y manejo de los contextos histricos, el estudio contina con las complejas y contradictorias relaciones y vnculos de la naciente y avasalladora potencia con Hispanoamrica a la que, como lo recuerda el autor, Hegel le vaticinara su futuro ya en , en el inicio de un proceso que, comenzando con la doctrina Monroe, empiezan a afinarse las lneas maestras de su destino ulterior.

El gigante prueba y ensaya en su poltica exterior dando origen, en su momento, al destino manifiesto, la Big Stick policy, la Dollar diplomacy, la Good Neighbour policy, etc. Es de aqu de donde surge el problema de sus relaciones con las grandes potencias europeas, en particular con Inglaterra, Francia, la euroasitica Turqua, de un lado, y Rusia de otro, muy en particular en este perodo, cuando se produce la aparentemente lejana y ajena Guerra de Crimea, que ocupa los aos de a La Guerra de Crimea, nos lo recuerda el autor, adems de ser la primera donde se utiliz el telgrafo para la corresponsala de guerra y emergi la figura de Florence Nightingale y el cuidado de heridos y prisioneros, vers sobre el control del Mar Negro y el tema clave de las rutas comerciales existentes y qu otra cosa era para todos ellos el istmo centroamericano y el Mar Caribe?.

Con ello, pues, se dio un tiempo, ignorado hasta hoy, en que el camino de la historia de Centroamrica pas por la lejana Crimea. Porque mientras las viejas potencias coloniales se vean con las manos atadas all, el joven y pujante imperio tena sueltas las suyas aqu.

Eso le brind un tiempo precioso, un cierto retardo ventajoso para s, que retrasaba la llegada de respetables fragatas inglesas y francesas, que despus pulularon en San Juan del Sur y en Greytown, como la Orion de 91 caones, Arrogant, con 47 caones, Victor, Intrepid, Pioneer y Hermes, con seis caones cada una, Imperiuse, Cossack y Tartar, con veinte caones cada una, Archer con 13 caones, Eurydice con 26 caones, etc.

As, con su titnica labor, el Presidente Mora tambin result defendiendo el derecho a existir de una pequea nacin en medio de un choque de gigantes, a los que solo les preocupaban las vas de comunicacin, el control del istmo, sus zonas de influencia y la eventualidad de un futuro canal interocenico. Suerte grande que esto fue ayer y no hoy, porque en la actualidad no parecera hallar respuesta la pregunta de Omar Dengo sobre adnde estaba el Presidente Mora que marcara el rumbo de nuestra responsabilidad histrica.

La guerra contra los filibusteros jefeados por Walker revivi en la regin los viejos ecos del proyecto de unin bolivariana, de cara a unos Estados Unidos de Amrica inevitablemente expansivos, pero result no solo contempornea con la Guerra de Crimea como simple cuestin de calendario, sino que mantuvo con ella una relacin tan profunda como oculta y condicionante.

En otro sentido, este hallazgo sirve para evidenciar como lo que fue una parte indisoluble de la historia regional y mundial devino, en manos de ciertos intereses espurios y romos, un incidente subalterno y secundario, ocasionado de manera aislada por un grupo de aventureros enfrentados con un modesto tendero de aldea.

Ciertamente, un caso de eurocentrismo promovido desde la periferia, pero en la realidad nada inocente, ni en la intencin, ni en las consecuencias. Este empobrecimiento de un hecho de la mayor trascendencia histrica para Costa Rica, para Centroamrica, para el subcontinente americano y hasta para las grandes potencias mundiales, tendra su lgica y explicacin propias. Parece responder a dos factores concomitantes de la mayor importancia e influencia: uno es interno y en correspondencia con el poder y el pobre papel que, en la guerra contra los filibusteros, tuvo cierta parte de la lite cafetalera nacional.

Otro es externo y est relacionado con el malinchismo que gener la guerra fra en ciertos grupos de poder. Un aspecto de suyo interesante de la obra de Vargas Araya es que, uniendo a la riqueza de su aporte y su solidez investigativa, el hado feliz de la oportunidad, es una clara contribucin a demostrar las limitaciones y debilidades conceptuales de cierta moda intelectual, muy en boga en la llamada posmodernidad, que a mi juicio resulta altamente ideologizada, perniciosa para la comprensin de las nacionalidades emergentes y empobrecedora para la comprensin de los fenmenos histricos y polticos del surgimiento de las identidades nacionales, especialmente en lo que se refiere a los pases pobres y subdesarrollados.

Segn esa visin, identidad y nacionalidad son el resultado de una invencin reservada a las lites dominantes y no el fruto objetivo de un conjunto de procesos socioeconmicos, polticos y culturales reales, que les dan vida, significado y sustentacin.

Sospechosamente,siempre estos enfoques se corresponden con las pretensiones de intereses imperialistas que necesitan y buscan debilitar, cuando no abolir o deslegitimar, la identidad y nacionalidad de pases pequeos y jvenes que se les oponen y reivindican su derecho a la autodeterminacin. Significativamente, es a estos a quienes se les aplica lo de la invencin de la nacionalidad, puesto que para los pases grandes, poderosos, imperialistas y neocoloniales, el concepto no tiene aplicacin.

Ni siquiera lo tiene respecto a Estados Unidos de Amrica, tan joven y novel como las otras naciones latinoamericanas. As, como que la invencin de la nacionalidad es un recurso ideolgico ms, que se utiliza para menguar el concepto de nacin, cuando se trata de enfrentar polticas imperialistas y globalizadoras, no cuando el objetivo es imponerlas.

Como se dijo, hay tambin un factor mediatizador interno, que ha jugado un papel muy importante en la desvaloracin final de la lucha antifilibustera. Se trata de la actitud histrica de cierto sector de la lite cafetalera que, por dcadas, logr ocultar dos conductas suyas tan ruines como antipatriotas: de un lado, su reticencia semioculta a combatir la amenaza de William Walker, que ahora Armando Vargas ilumina a toda luz; y, de otro, lo peor de todo, su horrendo crimen como lo califica el autor al fusilar a Mora y a Caas, en uno de los homicidios ms oscuros de nuestra historia.

A don Juanito nombre que no agrada al autor, para esta interesada corriente social, solo le queda la ambicin ms brutal, los negocios oscuros y el autoritarismo dictatorial. La infamia como medalla de la heroicidad histrica.

El mito infame se derrumba irremediablemente con el estudio y anlisis histrico que se hace en la obra que se prologa y gracias a una slida sustentacin que acredita, paso a paso, cada afirmacin. No se adivinara, quizs, detrs de la exaltacin, por lo dems merecida y justa, de Juan Santamara, un cierto esfuerzo malvolo y ruin de amenguar la gran figura de Juan Rafael Mora, inteligente, astuto, informado y culto, en el mezquino afn de diluir el crimen en una ancdota infortunada y no en la culminacin de un calvario que, ms que poltico y personal como se ha presentado, tiene el tinte rojo del conflicto social y de la emancipacin de clase contra el dominio de un sector oligarca que, de no haber encontrado despus de su crimen el freno del General Guardia, de Gonzles Flores, de Caldern Guardia y de Figueres Ferrer, podra haber centroamericanizado, en el mal sentido del trmino, la sociedad costarricense?

El otro factor condicionante, de naturaleza externa y ms reciente, tiene que ver con los efectos de la guerra fra en Costa Rica y la intencin malinchista criolla de querer ocultar, tras el expansionismo imperialista y esclavista presente en William Walker y su aventura en Nicaragua, el deseo y objetivo estadounidense de garantizar su control sobre el istmo centroamericano y el futuro canal interocenico.

Este aspecto de la historia nacional, en su contexto regional, en el clima intelectual inhspito de la guerra fra, fue considerado como parte de un arsenal peligroso en manos de antiimperialistas de todo pelaje, desde los comunistas puros y duros, hasta los apristas y nacionalistas de todos los signos, como los que firmaron en Guatemala el Pacto del Caribe. Se mediatiz as, aunque esta vez por razones geopolticas de carcter mundial y regional, la gesta de Mora, la naturaleza real del filibusterismo, el papel del gobierno usamericano y el significado y alcances de la derrota.

Para no conceder argumentos al comunismo, se maquill el papel de Estados Unidos en el conflicto de y se anublaron los intereses concretos de las grandes potencias enfrentadas en la regin. No en vano la obra Fbula del tiburn y las sardinas del expresidente Arvalo, en absoluto de corte comunista o marxista, fue objeto de los ms fuertes ataques, en coincidencia con una ultraconservadora conspiracin, nacional y extranjera, que le cost a Guatemala ms de medio siglo de doloroso calvario poltico-militar, del que apenas recin ahora se repone.

Ambas vertientes, interna y externa, se combinaron, pues, para empobrecer un hecho histrico rico y aleccionador, que ahora Armando Vargas saca a la luz y de qu manera! De aqu sale otrade las claves en que est escrita la obra, que es una especie de contrapunto que se produce entre el texto y el aparato de notas y fuentes que, por su profusin, calidad, novedad y rigor, merece ser ledo por s mismo.

No cabe aqu, acerca del valor y alcance de las notas y aclaraciones, ninguna mala interpretacin. No se trata, en absoluto, de un alarde intil de erudicin. Por ello puede afirmarse, sin temor a equivocarse, que en esta obra no solo hay trabajo, investigacin, detalles y hallazgos de la mayor importancia. Hay pasin, amor y respeto.

Pasin por una Patria que se desdibuja, cuando ms que nunca requiere reafirmacin de sus rasgos esenciales. Hay amor por el personaje, sus aportes, fortalezas y debilidades. Y hay respeto, no solo por l, sino por sus amigos, aliados y hasta adversarios; y, sobre todo, por la verdad histrica. Pese a ello, la lectura es fcil, fluida e inspiradora. Es de all de donde nace mi conviccin de que esta investigacin es un parteaguas histrico, a partir del cual habr una historia de la Campaa Nacional, muy respetable sin duda, valiosa, de gran trascendencia nacional, donde se reconoce la jefatura mediatizada de Mora, pero empobrecida por los intereses sociales ya referidos, e incapaz de dar nada ms de s misma; en suma, una versin que es, en buena parte, la que hemos aprendido hasta ahora.

Y habr otra, nueva, vibrante, profunda y viva, ms verdadera y ms frtil, que es la que surge ahora con esta obra, en la cual don Armando nos descubre nuevos mundos y otro y gigante Juan Rafael Mora, del que si bien nos honra ser compatriotas, por su estatura histrica ostenta el derecho de cuestionarnos ante cada reto, con el poeta: Y t, qu hiciste? No vino a ti la palabra encendida para defender tu pueblo?

AVERY TEMPLATE 5692 PDF

El lado oculto del presidente Mora

El Lado Oculto del Presidente Mora. Cantidad: - O - Lista de.. El lado Oculto del Presidente Mora 2 anthony Prueba de redaccin Profe. Rredaccion Al Solano.

ASTM G151 PDF

El lado oculto del Presidente Mora, prólogo

.

CATALOGUE OTELO 2012 PDF

Resumen De El Lado Oculto Del Presidente Mora

.

GASTRECTOMIA SUBTOTAL PDF

El Lado Oculto Del Presidente Mora Resumen Con Preguntas

.

Related Articles